HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

miércoles, 3 de julio de 2013

ORO: a pesar del rebote, no tengo prisa en q se forme figura de suelo y giro, q por ahora no existe. Primero el suelo


Como ya he explicado (ver aquí), no me creo que estemos ante el pinchazo de una "burbuja" simplemente porque el ORO no es (ni puede ser) una burbuja. Eso no significa que no pueda caer con fuerza (como está haciendo), pero el enfoque es muy diferente: del nasdaq y del sector inmobiliario siempre dije que había que salir corriendo (para no volver). Del ORO, hay que separar dos enfoques:

  1. el especulativo en mercados financieros: aquí todo vale
  2. el "inversor" a muy largo plazo, en oro físico obviamente no va a vender sus monedas (porque tampoco las habrá comprado a 1.800$ la onza, no debería...)
La cuasi-envolvente alcista del pasado 28 de junio, coincidiendo con un casi convencimiento general de que "la burbuja ha pinchado", bien podría ser un suelo final. Pero no tengo prisa, prefiero esperar a ver un suelo más consistente, más duradero.

A medio plazo, hay que tratar de encajar eso con crisis en las bolsas y economías, que por ahora no se intuyen. Quizá el ORO termine en los 900$ (ver largo plazo), mientras las bolsas encuentran motivos para caer de verdad.

A seguir.

NIKKEI: En silencio, ha rebotado con normalidad. Cerca de resistencia importante 14.300-14.560 puntos, debería frenar


En 14.560 puntos habría rebotado un 62% de la caída que tanto ruido mediático hizo. Considerando que seguimos en fase correctiva, sería razonable esperar que en esa zona vemos al menos un techo local, y quizá el inicio de una segunda oleada correctiva.

Nasdaq100: buen rebote, resistencias en 2960 (gran gap) y 3000 puntos, dentro de fase correctiva (suave) en desarrollo


Lleva dos sesiones lateral en pleno nivel de la MME20 y del gran gap bajista cuyo borde superior nos deja resistencia en 2.960 puntos. Podría incluso superarla, e intentar los 3000 puntos (hablo del Nasdaq 100), en una prueba de fortaleza y fase correctiva aún más suave.

Siempre se puede ir complicando, pero por ahora hay que destacar la fortaleza de fondo. Sigo sin esperar grandes movimientos durante el verano.