HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

viernes, 2 de mayo de 2014

MCPHY ENERGY: No nos despistemos. Hoy supera resistencia corto plazo, puede ser buen timing, me gusta

Nada que objetar hasta ahora desde que empezó a cotizar. Sin presión bajista, sin euforias, su recorrido está siendo bueno. De momento, sigue confirmando las buenas esperanzas que tengo puestas en ella. Me gusta.

Hoy ha superado el último gap bajista resistencia que formó a mediados de abril. Eso es una señal de compra de continuación alcista.

Y de paso, forma un nuevo soporte en los 10,76€.



Este artículo ha sido publicado por Niko Garnier,
en el blog www.global-trader.net

DURO FELGUERA: Probando soportes, y bien. Una barrida de stops que no pone en duda la tendencia alcista

Ruido a corto plazo, pero figura potente a medio y largo plazo, alcista. El importante es el gráfico de largo plazo.




Este artículo ha sido publicado por Niko Garnier,
en el blog www.global-trader.net

Opciones 3ª parte: Ganar dinero con el paso del tiempo vendiendo opciones a favor de la tendencia

Artículos anteriores:

Tenemos pendiente un ejemplo práctico con Apple, pero con la subida actual tras la presentación de resultados, no es el momento de vender PUTs. Aunque en realidad, la tendencia alcista de fondo a largo plazo sigue activa, y éste movimiento ha roto al alza con fuerza un aburrido movimiento lateral. En este gráfico podemos ver el aspecto de su tendencia alcista en velas mensuales, y la pendiente de dicha tendencia.


Si pensamos que dicha pendiente del 25% anual es exagerada, podemos fijarnos en la canalización más reciente, que supondría una pendiente del 10% anual, mucho más razonable.


Por ahora, dado que no es nada urgente, lo dejo para un próximo post, y voy a hablaros ahora del VOFT, un sistema de venta de opciones.

Hace años empecé a implementar un sistema que bauticé como V.O.F.T. = Venta de Opciones a Favor de la Tendencia. Por razones varias, no tuvo continuidad (a pesar de un comienzo muy favorable), pero ahora que inicio una nueva etapa con mi proyecto en www.global-trader.net, es buen momento para retomarlo, como parte de la cartera virtual que allí gestiono (con señales de compra-venta en tiempo real y estrictas condiciones de mercado, incluyendo comisiones).

Objetivo y filosofía del VOFT: puntos fuertes y puentos débiles

Los precios (primas) de las opciones, se calculan según modelos matemáticos que vienen a considerar que en un momento dado, la probabilidad de que el mercado suba un 5% es muy parecida a la probabilidad de que caiga ese 5% (en un mismo horizonte de tiempo). En definitiva, los matemáticos no sólo no saben análisis técnico, sino que no les interesa. Las opciones no hacen predicciones de mercado, y asumen que los movimientos del mercado son aleatorios.

Por lo tanto, si queremos ganar con opciones, tenemos que saber dónde está nuestra ventaja competitiva, tenemos que saber cómo y por qué podríamos ganar con ellas. ¿Qué debilidad ó qué supuesto fallo del mercado queremos explotar? ¿Por qué voy a ganar yo y los demás no? ¿Qué es lo que hace que esa "ineficiencia" del mercado perdure en el tiempo? Tenemos que saber por qué otras personas mucho más inteligentes y con muchos más medios que nosotros no ganarían con esa estrategia, ó no les interesaría hacerla. Es decir, tenemos que saber si nos estamos pasando de listos ó es razonable lo que intentamos hacer.

Con el VOFT, buscamos seguir tendencias, que es el ABC del chartismo. La idea es muy simple (lo cual es un punto fuerte, y no un punto débil). Cuanto menos sofisticación, más posibilidades tenemos de que el sistema ó el enfoque sea robusto, es decir, soporte imprevistos y variaciones en las variables y escenario de partida.

Por supuesto, también debemos saber dónde está el punto débil. Con la venta de opciones, el punto débil está en la volatilidad (ya que una subida brusca, nos perjudica), y en los movimientos rápidos y contrarios del mercado. De una forma u otra, tendremos que controlar y limitar ese riesgo, porque sabemos que con la venta de opciones podemos ganar en el 95% de las operaciones, pero perder todo lo ganado -y más- en el restante 5%.

Cómo unir el análisis técnico (chartismo) y la venta de opciones.

Como digo, la idea es muy simple: busca tendencias establecidas, y vende opciones en cada recorte, en cada ataque a soportes (para tendencias alcistas) ó resistencias (para tendencias bajistas).

En una tendencia alcista, cada vez que el mercado ataque la base del canal, ó un soporte horizontal, buscaremos vender Puts que estén OTM. En una tendencia bajista, será al revés: venderemos CALLS OTM cada vez que el mercado rebote. Dado que los mercados están la mayor parte del tiempo en tendencia alcista, podemos centrarnos exclusivamente en las tendencias alcistas, como la actual.

La ventaja de vender opciones en ataques a soportes, es que en esos momentos normalmente la volatilidad ha subido (el VIX suele repuntar). Eso significa que podremos vender las opciones un poco más caras de lo normal, y si todo vuelve a su cauce habitual, ganaremos también al volver a caer la volatilidad. Así que nuestro objetivo será buscar soportes (horizontales ó bases de canal alcista), y vigilar a la vez la volatilidad implícita (VIX) para optimizar el momento de venta de Puts. Es un detalle importante, otro punto a favor del sistema.

Timing de venta.

Como digo, hay que buscar puntos óptimos, donde las probabilidades sean favorables (bajo nuestro punto de vista), y donde pensemos que nuestro enfoque de fondo del mercado tiene más posibilidades de darnos beneficio si es correcto. Podemos enfocarlo de dos maneras:

1. vender cerca ó en el soporte, ya sea base de una canal alcista (soporte dinámico, que va subiendo según pasa el tiempo), ó un soporte horizontal (soporte estático).


2. vender por debajo del soporte (en contra de rupturas), es decir, después de romper un soporte relevante en una tendencia alcista, apostando a que esa ruptura será "falsa". Esto exige mucha confianza, autocontrol, disciplina, y claridad de ideas, porque en esos momentos el sentimiento suele ser negativo, y tenemos que ir en contra.


Aquí tenemos un claro ejemplo de las limitaciones del análisis técnico: según los manuales, nunca debemos ir en contra de esa ruptura de soporte. Pero nuestros indicadores y análisis fundamentales, macro y de sentimiento, nos dicen que es poco probable un giro de tendencia.

Algún refinamiento adicional
Combinando ambas, podemos vender durante ese proceso de acercamiento y ataque a soportes, que es lo que parece más juicioso, sobre todo considerando que a priori, muchas veces no está tan clara esa ruptura de soportes: en el gráfico del SP500 más arriba, tenemos una ruptura de soportes antes de consolidarse el canal alcista, por lo que tenemos dos figuras en una: por un lado ruptura de soportes y situación peligrosa, y por otro lado, apoyo en la base del canal alcista.

Igual que una posición en acciones se construye poco a poco, con compras progresivas, también debemos suavizar el riesgo operativo y construir estrategias con opciones de forma progresiva, para alisar precios medios y reducir el impacto del azar.

Por último, en vez de vender PUTS OTM en plena caída libre, es decir, cuando el cuchillo está cayendo, podemos esperar a que se produzca el giro al alza, la reentrada dentro del canal alcista ó por encima del soporte antes perforado. Ahí ya ha tenido éxito el test de soporte, y podemos actuar con más confianza, sobre todo cuando se trata de valores concretos (en vez de índices).

¿Cuánto podemos ganar? Echando cuentas.

En los dos artículos anteriores he hecho ya algunos números. Aquí quiero recordar la necesidad de no apalancar, ó hacerlo muy poco (porque lo ideal es disponer de esa herramienta y hacer uso de ella en momentos puntuales). Nada de apalancamiento de 1 a 10 como permiten los CFDs, y por supuesto, nada de 1 a 100 ó a 200 como permite el mercado Forex. Hablo de invertir por ejemplo un 150% del capital (lo que equivale a un apalancamiento de 1 a 1,5).

Mi enfoque del VOFT es que sea complementario a una cartera, por lo que se trata de añadir unos puntos de rentabilidad. Si conseguimos sumar un 3% anual, el efecto a largo plazo puede ser muy significativo. Un fondo puede pasar de ser "normal" ó por debajo de la media, a estar en el top 10, con ese 2-3% adicional cada año.

Frecuencia operativa.
Lo ideal es hacerlo casi a cuenta gotas: así vamos suavizando precio de entrada y riesgo operativo, diluyendo tiempo y precio. Construir posiciones poco a poco es uno de los secretos del éxito. Y también vale para opciones. Esa es la esencia del método VOFT: venta periódica (y constante, pero poco a poco) de opciones a favor de la tendencia.

Eso significa que además de la operativa propuesta en soportes, podemos añadir ventas de Puts cada vez que pensemos que la tendencia alcista se ha reafirmado ó reforzado, según nuestro criterio técnico. Podemos añadir por ejemplo más ventas de Puts simplemente cuando hayan pasado 2-3 semanas de movimiento lateral sin que técnicamente hayamos asistido a ataques de soportes relevantes, porque seguramente nuestra cartera de opciones se ha depreciado -DERRETIDO-, y por lo tanto conviene reponer existencias para seguir expuestos a una THETA global suficiente. Si nos fijamos como objetivo una THETA de 100 -es decir, ganar 100€ por cada día que pasa-, tendremos que vender nuevas Puts a medida que esa Theta vaya bajando (porque pasa el tiempo y/ó porque el mercado sube).

Seguimiento contínuo de posiciones

Al implementar el VOFT, la venta periódica de opciones terminará traduciéndose en una cartera amplia y diversificada de Puts vendidas, que tendrán varios strikes (precios de ejercicio), todos ellos OTM (es decir, por debajo del precio actual de mercado), y seguramente varios vencimientos. Es por tanto imprescindible monitorizar en cada momento el global de nuestra posición: controlar la DELTA TOTAL (exposición total real a mercado), y controlar la suma de Thetas, garantías, y griegas en general.

Una cartera monitorizada se parecería a algo así:


Nota: los datos son inventados, simple ilustración. La situación es favorable, con una tendencia subiendo sin pausa, de forma que vamos subiendo el strike en 100 puntos cada vez que vendemos una Put, y el beneficio proviene tanto de las Deltas (subida de mercado), como del paso del tiempo, con una Theta global de casi 13 puntos (=euros).

Resumen y conclusión.

La filosofía del VOFT es simple: buscamos aprovechar el paso del tiempo, y buscamos hacerlo con las probabilidades a nuestro favor, para lo cual es de gran ayuda la tendencia general de fondo. No sólo la tendencia en realidad, sino nuestra valía como analistas para determinar el timing dentro del contexto global. Por eso podremos vender Puts cerca de soportes, por encima ó por debajo de ellos, y podremos vender Puts también en movimientos laterales, e incluso en rupturas de continuación alcista, cuando consideremos que el mercado nos permite operar con confianza.


En próximos artículos, además del ejemplo de APPLE (u otra acción similar) para ilustrar la venta simple de Puts OTM en valores baratos que corrigen, introduciré una válvula adicional de seguridad: los SPREADS, que se pueden utilizar en cualquier circunstancia, tanto para el VOFT, como para estrategias de cobertura ó especulación, alcistas ó bajistas.


Este artículo ha sido publicado por Niko Garnier,
en el blog www.global-trader.net