HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cierre cobertura DAX y repaso técnico SP500

Como vengo diciendo, creo que estamos mucho más en zona de compra que en zona de venta. No existe figura de techo (o en todo caso está en formación y lo veremos dentro de unos meses), así que la situación del DAX apoyándose en la base de su canal alcista de medio plazo debe interpretarse como oportunidad de compra, para los que tengan liquidez (por haber reducido parcialmente posiciones durante los últimos meses o por cualquier otro motivo).

Por otra parte, para los inversores de medio plazo, que como he venido diciendo estos meses, no deben vender en fases correctivas de tendencia alcista, por mucho que duela: hay que saber asumir la volatilidad mientras la tendencia de largo plazo sea alcista (siempre que sepamos determinar correctamente la tendencia, que es una de las claves que explico en mi curso). Es por tanto momento de cerrar las coberturas con opciones como la que realicé en el mes de marzo de este año 2015 sobre el DAX, y que como vamos a ver ahora, nos ha proporcionado una rentabilidad superior al 10%.

Técnicamente y a corto plazo, el principal escollo es que el SP500 en EEUU se encuentra en situación de sesgo bajista (insisto, a corto plazo), tal y como detallé antes de ayer. Todavía le queda algo de margen antes de tocar el suelo de su canal alcista, aunque no debemos obsesionarnos con eso: la fortaleza macro en EEUU podría permitir perfectamente que de nuevo la corrección se quede corta.

Sigo por tanto vigilando un fallo bajista de corto plazo, pero espero sin prisas, sobre todo después del velón negro del SP500 ayer lunes.

a88203e1df1ca16eaef32d5c5cf48828468e15ba

Sin sorpresas, la debilidad observada en el corto plazo ha provocado un velón negro contundente, y sólo le queda el soporte del 25 de agosto en 1868 puntos antes de entrar en caída libre (de corto plazo). Lo que pasa es que en gráfico semanal no está ocurriendo nada extraordinario: simplemente una aproximación a la base del canal de medio plazo. Y además, resulta que el SP500 es también un índice de ponderación por capitalización, lo cual significa que las empresas grandes ponderan mucho, y en este caso están evitando que el índice SP500 muestre un deterioro mayor. De eso hablaré más tranquilamente en otro post.

a486d37d9a76b8227b465a2331c87b8a5db3759d

En torno a los 1.800 puntos el SP500 tiene un objetivo bajista relevante, y en caso de que todo se tuerza, podría irse hasta los 1.750 puntos donde tiene el retroceso Fibonacci del 38% de la subida desde finales de 2011. En cualquier caso, tendríamos después un rebote significativo, y tiempo de sobra para ver formarse una figura de techo que por ahora sigue sin existir.

Ahora quiero centrarme en el cierre de la estrategia de cobertura con opciones sobre el DAX que abrí en marzo de este año 2015, en la razón por la que considero que hay que cerrar ahora y en los números finales.

b48f2f511fb4eed4092399c72ad9df4b09900e36

En el gráfico anterior, que ya hemos mostrado otras veces, recuerdo el punto exacto en que realicé la estrategia de cobertura con opciones sobre el DAX, en marzo de 2015, en pleno techo del canal y en zona de sobrecompra. Técnicamente fue un nivel idóneo: alcista y sin miedo, pude realizarla a un precio muy atractivo, y la probabilidad de una subida superior al 12% desde esos niveles de 11.900 puntos era baja, y totalmente asumible: con una ganancia del 12% en el primer trimestre, simplemente estaba apostando que era complicado que subiera más de otro 12% (es decir, subir más de un 24% anual).

Con el paso de los meses la estrategia ha terminado entrando en beneficio, y ahora hay que destacar tres cosas:

1- quedan menos de tres meses para vencimiento y es en este período final cuando la prima "se derrite", es decir, pierde valor temporal más rápido, aunque con una opción de venta (PUT) 10.700 que está "muy in the money" (1200 puntos por encima del precio actual), lo cierto es que ese valor temporal no tiene ya impacto prácticamente. Lo que quiero evitar por tanto es que un rebote se coma parte de este beneficio latente (ya que una cobertura es simplemente eso: generar beneficio para compensar pérdidas de una cartera).

2- hace unos días plantée una cobertura con opciones sobre el SP500 (en este caso de corto plazo), con lo que no se hace necesario estar también cubierto en el DAX. Es importante atender a la situación técnica de cada índice: en marzo planteé cobertura en el DAX porque técnicamente es lo que pedía. Ahora lo he hecho en el SP500 por el mismo motivo, al margen de que Europa ya ha caído bastante. La verdad es que la cobertura sobre el SP500 la veo menos clara que la del DAX cuando la hice, pero a veces se hacen cosas porque hay que hacerlas, aunque no creamos mucho en ellas. La experiencia te muestra que ni las pérdidas ni los beneficios llegan muchas veces por donde los esperas.

3- la avaricia rompe el saco: estamos en zona de compra en Europa, la cobertura ya ha jugado su papel, arrojando un beneficio (tomando precios del subyacente DAX) de 10.700 - 9.483 = 11,37%. Esto significa que el que hiciera esta estrategia de forma especulativa está ganando limpios ese 11,37% y el que hiciera la estrategia para cubrir posibles pérdidas de su cartera, pues le tiene que sumar un 11,37% a su cartera, lo cual es un éxito total en la cobertura para un año 2015 que empezó muy bien, pero se ha ido torciendo.

La pregunta clave es: ¿hay que cerrar ahora la cobertura o conviene mantenerla de aquí a fin de año?
En mi opinión está muy claro: hay que cerrar ya. Tanto por técnico como por fundamentales (mirando tanto la Micro como la Macro), estamos en zona de compra, y por tanto no sólo hay que cerrar esta cobertura, sino que además hay que plantear una estrategia alcista, y ya que estamos, también con opciones. ¿Por qué no plantear una estrategia alcista con opciones? Será una excelente forma de mostrar que las opciones también sirven para construir estrategias alcistas, sin necesidad de tener acciones.

No obstante, lo voy a hacer en dos partes: primero cerrar la estrategia bajista (cobertura) del DAX, que abrí en marzo y segundo, cuando técnicamente me parezca apropiado, iniciaré la estrategia alcista.
Como explico en mis cursos, hay dos formas de tomar posiciones:

1- esperar a una extenuación, una capitulación bajista, que en este caso del DAX podríamos tener en un hipotético susto por debajo de los 9.000 puntos, o

2- esperar a entrar en sesgo positivo de corto plazo, o romper al menos unas primeras resistencias de corto plazo (por ejemplo, los últimos gaps bajistas de corto plazo, siendo la técnica de los gaps una excelente forma de detectar señales positivas o negativas en los mercados).

A la espera por tanto de ver una señal alcista de corto plazo que nos permita entrar sin ir en contra de la corriente de corto plazo (por ahora bajista), vamos a cerrar la estrategia abierta en marzo. Recuerden, el pasado 16 de marzo:

1. Compramos la PUT 10.700 por 344 puntos y,
2. Vendimos la CALL 13.200 por 370 puntos

El neto de ambas operaciones supuso un ingreso de 26 puntos, lo que se tradujo en un coste nulo (incluso ligeramente negativo, es decir, ingresando dinero) para la estrategia de cobertura.

Pues bien, la CALL la ignoramos, no la queremos recomprar, porque el riesgo de que suba por encima de 13.200 de aquí a Diciembre es mínimo, y además, tendríamos subyacente. En cuanto a la PUT 10.700 de diciembre, según la web de eurex, la tenemos ahora mismo en 1284 / 1307 puntos (bid / ask). Vamos a hacer los cálculos tomando el Bid directamente, sin negociar.

La compramos por 344 y la vendemos por 1.284 puntos, pero la rentabilidad no se calcula en este caso comparando precio de compra y de venta de la PUT, porque de hacerlo así estaríamos asumiendo que estábamos especulando con el propio precio de las opciones, cuando la intención inicial y el objetivo final era la cobertura de una cartera para caídas del DAX por debajo de los 10.700 puntos.

Además, esos 344 puntos se financiaron con la venta de la CALL 13.200 por 370 puntos, de tal forma que la rentabilidad sería mucho mayor (y de hecho incalculable, puesto que no nos costó ningún desembolso). Pero no, lo correcto es calcular esa rentabilidad en función del subyacente. Los 1.284 puntos que ingresamos con la venta de la PUT 10.700 son todo beneficio.

Sobre esos 10.700 puntos, la rentabilidad sería del 12%.

Pero OJO, en realidad esta estrategia la hicimos cuando el DAX estaba en los 11.900 puntos, y queríamos cubrir nuestra cartera, en principio para caídas por debajo de los 10.700 puntos. Así que calculado sobre esos 11.900 puntos iniciales, los 1.284 puntos de beneficio suponen una rentabilidad del 10,78%. Esa es la rentabilidad real de nuestra cobertura. ¿No está mal verdad?

Por supuesto, si el DAX se desploma a partir de ahora, ya no tenemos cobertura para nuestra cartera, salvo que en paralelo al DAX, se desplome también el SP500, donde sí tenemos cobertura. Pero en realidad, creo que lo más importante es comprender que en bolsa hay que saber asumir riesgos, y normalmente eso hay que hacerlo justo cuando la mayoría (la gran masa) decide no asumirlos.

Tengan en cuenta que es mucho más fácil asumir riesgos cuando cerramos una cobertura que nos ha dado un 10,78% de beneficio, evitando así tener la cartera en negativo en 2015, cosa que los demás no consiguen.
En mi curso explico análisis técnico y explico operativa en base a los gráficos. Es decir, dónde entrar, dónde colocar stops (aunque sean mentales, es decir, dónde están los niveles clave), y dónde salir. Pues bien, fíjense una vez más en este gráfico del DAX, y vean dónde entré (es decir, dónde abrí la cobertura bajista sobre el DAX), y dónde salgo (es decir, dónde la cierro y dejo de estar bajista con esta cobertura). En ambos casos, por fuera del canal alcista de referencia.

7b0f4117aca14d93b664c476357739f2e8dd5d24

Como vengo diciendo, sigo con el radar puesto para buscar un punto de entrada. Si esto sigue bajando, pues mayor será la oportunidad.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ Ya no queda nada !

Para actualizaciones frecuentes y comentarios intradía, puedes seguirme también desde mi cuenta de Twitter y desde mi página de Facebook.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Situación técnica USA y Europa: vigilando fallo bajista


Sigue el sesgo bajista, pero estoy vigilando un "fallo bajista" inminente, es decir, de suelo que ponga punto final a la fase correctiva. De hecho, tenemos un principio de ese fallo bajista en el DAX, aunque de una forma poco habitual (vela negra seguida de gap alcista y vela blanca pequeña). Esto me hace pensar que seguimos en fase de ruido, y todavía no veo claro ese rebote, sobre todo porque EEUU vio cómo se esfumaban sus beneficios intradía para cerrar el viernes abajo,y mantener así su sesgo bajista. Vamos a ver todos estos gráficos y repasar el escenario general.
Lo primero que quiero destacar es la destacada caída hacia nuevos mínimos de nuestro Ibex. En este post del 13 de septiembre estuve repasando posibles objetivos bajistas del Ibex. El primero de ellos, 9.260 puntos, es justo el nivel que se alcanzó en la sesión del jueves, para después rebotar el viernes.

En el siguiente gráfico vemos cómo ha tocado esa misma línea verde que dibujé el 13 de septiembre. Entonces dije que para mantener la tendencia alcista era necesario rebotar con fuerza al tocar ese nivel: por eso esta semana va a ser clave, con elecciones catalanas o sin ellas, puesto que al final ese rebote dependerá de que Europa y EEUU reboten también.

ceb2081b6d2884278416790fd02e77b044f33906

Para complementar la perspectiva sólo técnica, quiero recordar dos aspectos muy importantes:

1. El alto nivel de escepticismo (incluso miedo) que ha generado este recorte de los mercados europeos (y americanos), tal y como comenté en mi serie de tres artículos "Mucho miedo para poca caída".

2. La realidad macro, que hoy por hoy, actualizando con los últimos datos macro publicados (como los índices PMI), sigue siendo expansiva, sin que podamos decir que "el enfermo" haya dado ningún síntoma serio de empeoramiento inminente. Me remito por ejemplo a este post de Hugo Ferrer: "Los bajistas van de farol". Recuerden que no queremos jugar a ser el más listo, no queremos anticipar techos que no existen, ni eventos imaginarios. No tenemos bola de cristal, ni la ambición de descubrir una.

Estos dos aspectos van en la misma dirección: no hay ninguna base para que la corrección se agudice. La principal razón para plantear esta estrategia de cobertura con opciones sobre el SP500 que propuse la semana pasada es que el sesgo de corto plazo es bajista, y seguimos por tanto en fase correctiva, por mucho que existan motivos para pensar que le queda poco.

Como dije el 13 de septiembre, en ese escenario más suave donde el Ibex se iba a los 9.260 puntos, deberíamos ver a otros índices europeos haciendo un doble suelo, es decir, un nuevo "testeo" de los mínimos del 24 de agosto. En cambio EEUU sigue más fuerte, incapaz de corregir de verdad, lo cual echa por tierra una vez más las previsiones de todos los agoreros bajistas que llevan años avisando de esa corrección o de un crack inminente.
Observen el gráfico del DAX: el doble suelo es clavado (en velas diarias):


3d62d9f7da0bffe1157c78a366f6e0088a5b630b

Lo más interesante es la reacción del viernes: una apertura con gap alcista para después formar una vela blanca, es
un principio muy interesante de figura de suelo y rebote. Insisto: fijaros minuciosamente en los niveles de apertura, cierre y máximo y mínimo intradías del jueves y viernes. Es un ejemplo perfecto de varios de los conceptos que explico en mi curso. Vamos a explicarlo hablando de la psicología humana (que siempre está detrás del precio).
¿Qué pasa el jueves? El DAX cae casi un 2%, forma una vela negra, y sobre todo, cierra marcando un nuevo mínimo local (insisto, a cierre de sesión), por debajo de los anteriores de agosto. Es también un nuevo mínimo anual, niveles no vistos desde diciembre de 2014, es decir, entra en situación teórica de caída libre, que es aquella situación técnica donde el precio está en terreno virgen. Lo normal en esa situación de falta de referencias, es que se produzca un desplome: entre los especuladores de corto plazo, los alcistas no tienen ningún interés en comprar, y a poco que los bajistas metan presión, deben de conseguir que el precio baje fácilmente.

Aquí entra en escena la magia de los mercados. ¿Quién toma el relevo ahora en las ventas? ¿Acaso los inversores de medio-largo plazo piensan en vender ahora? Sólo lo harían por una razón: por URGENCIA Y PRESIÓN. Es decir, si necesitan el dinero para otros menesteres más apremiantes. Eso es lo que pasó en la caída vertical de 2008: ventas forzosas. Pero hoy día la macro es expansiva, y el sistema tiene liquidez de sobra, por lo que es poco probable que tengamos vendedores de medio plazo a estos niveles. En cambio, lo que sí es probable es que aparezcan compradores de medio plazo que hagan frente a los vendedores de corto plazo. Esa coincidencia es lo que crea las grandes corrientes y los grandes remolinos en las embocaduras de los ríos, y es un símil muy válido para la bolsa. La potencia de fuego de los compradores de medio plazo es muy superior a la de los especuladores de corto plazo, y además éstos se retirarán rápidamente en cuanto vean que sus ventas no tiran el precio porque "alguien" se las está recogiendo.

Si en un primer paso, los vendedores de corto plazo no consiguen tirar los precios más abajo cuando el sesgo técnico de corto plazo es bajista, ¿qué puede pasar después? Muy sencillo: los cierres de esos cortos provocarán que la subida sea más vertical. Esto siempre es así, pura lógica, simple efecto mecánico.

La cuestión es que no hay manera directa de medir si hay inversores de medio plazo comprando a especuladores de corto plazo, eso es algo que podemos razonar de forma indirecta, pero nada más.

¿Qué pasa el viernes? Pues donde el mercado está en situación delicada, en caída libre y sesgo bajista de corto plazo, el día empieza con un enorme gap alcista. ¿Quién se lo esperaba? Fíjense que la apertura del viernes (vela blanca) se produce al mismo nivel que la apertura del jueves (vela negra). Es decir, el movimiento bajista del jueves no recibe ninguna validación por parte del mercado al día siguiente, a pesar del nivel tan crítico en que se produce. El viernes empieza arriba, como si no hubiera ocurrido nada relevante en la sesión anterior.

a28e32c699f86839b9e813c336e3fd4373d09f84

¿Compramos ya entonces? Un trader de corto plazo podría, porque pondría un stop por debajo de los 9.400 puntos. Pero técnicamente todavía no estamos en sesgo alcista: tenemos un principio de confirmación de doble suelo en el DAX, mientras que el lBEX se ha desplomado hasta los 9.260 puntos, tal y como esperaba, en lo que podría ser un movimiento de capitulación final. Os pongo también el gráfico del CAC, misma figura:

41ba5ad59da87c156695272bad34fba11ff5226a

En definitiva, se está gestando un principio de suelo y fin de la corrección. Lo que haga el SP500 en EEUU es clave, tanto para hundirnos y romper todos los esquemas, como para propiciar el fin de la corrección y rebote fuerte en Europa, que es claramente lo que toca por técnico.

El dato de PIB que se publicó en EEUU el viernes mantuvo a los índices USA arriba buena parte de la sesión, pero se descolgaron un poco en intradía, para formar otra pequeña vela negra al cierre. Por cierto, segunda revisión al alza del PIB USA del 2º trimestre, que superó las expectativas al crecer un 3,9% (vs 3,7% para la estimación anterior, que también fue superior a la primera estimación).

Hilando fino, la caída en el tramo final de sesión del viernes en el SP500 significa que sigue activo el gap bajista que se formó entre el día 23 y 24 de septiembre, y que constituye una resistencia en los 1.939 puntos, de muy corto plazo. La siguiente y más relevante sigue estando en los 1967 puntos, que es el anterior gap bajista. (La técnica de los gaps es una herramienta tremendamente útil para fijar soportes y resistencias, y la explico en detalle en mis cursos de Análisis Técnico on line).

33b05d03384cb438acd35ff2d7b675277254ecd8

El SP500 sigue por tanto en situación técnica de sesgo bajista, aunque por encima de soportes de corto plazo que todavía acotan el precio, en 1913 y 1920 puntos. Hay que destacar también la sombra inferior larga del jueves, que significa que ya ha habido un mini-test de esos soportes con los mínimos intradía del jueves. Eso es bueno. Pero necesitaríamos una vela blanca grande que rompa resistencias de corto plazo. En ese caso, el nuevo ataque a la resistencia de los 1990 puntos tendría muchas más posibilidades de tener éxito.

Para terminar, vemos también el gráfico del SP500 a medio plazo, que no tenemos más remedio que reconocer que simplemente refleja la gran fortaleza de la economía americana. Lo llamativo es que todavía no haya sido capaz de ir a buscar la base del canal. Ahora, en vista de la situación técnica en Europa, sería magnífico que se girara ya al alza. Tiempo para caer ha tenido de sobra, y si no lo ha hecho, probablemente es una vez más una señal de gran fortaleza.


0cccae8d85ea69ec6c2aa8dacd303c3070632c5a

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ Ya no queda nada !

Para actualizaciones frecuentes y comentarios intradía, puedes seguirme también desde mi cuenta de Twitter y desde mi página de Facebook.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Caso Volkswagen: aprovecharlo con opciones sobre BMW

¿Por qué las noticias graves suelen ocurrir cuando el precio ya apunta para abajo? Es una gran pregunta, con una respuesta lógica: a poco que "alguien" sepa lo que se cuece, y normalmente ese "alguien" tiene pasta y contactos, se notará en el gráfico. Ni es nuevo, ni dejará de ocurrir. Los ejemplos abundan. Y por coger uno especialmente dramático e impactante, yo me pregunto: ¿podría haber habido un ataque terrorista como el 11-S en medio de un mercado vertical marcando nuevos máximos?

85e6c9579c4919a9a73bf4e363a98af687840dab

Vamos a lo nuestro: ¿hay oportunidad con el escándalo Vollkswagen (VOW3)?

Lo primero que pensé fue vender PUTS OTM de Volkswagen, es decir, vender opciones de venta cuyo strike o precio de ejercicio esté por debajo de la cotización actual. Expresado de forma más simple aún: con VOW3 cotizando cerca de los 100€, después de haber estado en un máximo de 260€, la idea es vender una PUT 80€ vencimiento diciembre, por unos 3€. (en este enlace tenéis todas las cotizaciones).

¿Qué significa todo esto? Pues en primer lugar, yo he vendido una opción de venta. La persona que me la ha comprado, es la que decide si ejecuta o no ese derecho de venderme (y yo compraría) acciones de VOW3 a 80€. Lógicamente, esa persona sólo ejercerá ese derecho si VOW3 cae por debajo de ese nivel de los 80€. En caso contrario, no pasa nada, y yo me embolso esos 3€, que sobre 80€ representa un 3,75% de rentabilidad, conseguida en tan sólo tres meses.

4e605aa0769b7fc25474a6f8d4cabc19e4105465

Si apuestas a que Volkswagen (VOW3) no quiebre, esta es una excelente estrategia, porque vendes opciones a precio de oro. Utilizando mi calculadora de opciones, puedes ver que esa opción de la que hablo tiene una Volatilidad Implícita (como el VIX), del 65%. 

b293dd0998f7f3b70927efe7b01a76b750f324df

Es un clásico para los operadores con opciones. Con el gráfico anterior que hemos visto, ese nivel parece más que razonable. Y lo interesante de la estrategia es que VOW3 puede caer un 25% desde los niveles actuales, y seguirías ganando ese 3,75% en pocos meses. Dicho de otra manera: es muy importante combinar el factor tiempo con el factor precio. Si VOW3 rebota, y luego vuelve a caer, pero se queda por encima de 80€, mejor. Si siguen cayendo, pero después rebota y termina en diciembre por encima de 80€, gano igualmente.

Mi opinión es que Volkwagen seguirá vendiendo, y por muy fuerte que sea el impacto en multas y caída temporal de ventas, sólo será un bache que recuperará a medio plazo (y quizá no tan medio).Volkswagen ganó más de 20.000 millones el año pasado (hablo de memoria) y se hablaba de una multa de 18.000 millones, es decir, menos de un año de beneficios, lo cual significa que se recuperaría pronto por este lado.

Pero lo cierto es que no deja de ser una apuesta para lo que necesitaríamos más datos para valorar el impacto que puede llegar a tener en el grupo, no sólo a nivel de multas sino sobre todo de prestigio y reputación. Recordemos que ha estafado en la medición de su contaminación, no en fiabilidad del motor o prestaciones, y por muy inmoral que sea, para un cliente no es lo mismo.

La cuestión es que si VOW3 se hunde de verdad por debajo de 80€ (antes del 20 de diciembre, importante detalle), nos podemos encontrar con acciones de VOW3 en cartera compradas a 80€, con una pérdida del 50% (si se fueran a 40€ por ejemplo).

La alternativa: BMW

Seguramente el mercado está sobre-exagerando, como otras tantas veces. Un ejemplo lo tenemos en este artículo sobre BMW, que se propagó por la red como que BMW también había engañado en algo parecido, cuando en realidad el artículo lo dice bien claro: el coche contamina más porque todas las marcas realizan esos tests en condiciones muy alejadas de la realidad. Es decir, seguramente TODAS las compañías engañan. ¿Por qué se habla de BMW entonces? Pues porque como decía este artículo en Reuters, "el escándalo Volkwagen supone más amenaza para la economía alemana que la crisis griega". Pero de ahí a pensar que BMW se puede ver arrastrada a vender menos (o quebrar), hay un enorme trecho que yo no cruzo.

El jueves BMW cayó un 7% y marcó un nuevo mínimo, para rebotar el viernes un 6%, formando una figura parecida al resto del mercado (mañana haré un repaso técnico semanal del mercado). Esto se suma a una larga corrección previa, y el escándalo Volkwagen podría ser una oportunidad.

Por fundamentales BMW es una compañía fiable, bien gestionada, con capital, familiar, y una excelente imagen de marca a nivel mundial. Es un valor que se puede tener en cartera sin miedo, con horizonte medio plazo. Fue uno de los valores fetiche de Bestinver en 2014, en la era final de Paramés (ver por ejemplo este post), cuando llegaron a tener un 9% de la cartera en BMW, y tras esta caída superior al 30% desde máximos, la tenemos de nuevo a precios de finales de 2013.

Técnicamente, la caída del jueves es una sesión de capitulación: velón negro, sombra inferior larga, y pico de volumen. Muy interesante, sobre todo al ver que el viernes tenemos un gap alcista "como si nada hubiera pasado".

68d33fa9b0b26a6df956cfa7b860a8dd102e1fab

Por otra parte, en el siguiente gráfico de velas semanales (medio plazo), vemos la importancia del soporte en torno a los 75€. ¿Significa eso que se tiene que parar aquí? No lo sé, no tengo bola de cristal. Pero es una zona relevante donde es probable que no sólo se detenga momentáneamente (como hasta ahora), sino que haga suelo para girar al alza (junto con el resto del mercado).

7e1524105cc4370cef48ff878c7231b0bb10e467

Si después resulta que está formando un HCH, cuyo hombro derecho supondría un rebote hacia los 93€, pues ya veremos si nos plantamos solo con eso. La gran ventaja de las opciones es que se derriten con el paso del tiempo: un pequeño rebote, aunque no llegue a los 93€, bastaría para que las PUTs vendidas venzan sin valor, que es lo que queremos como vendedores de opciones.

Los números de la estrategia de opciones BMW

En este enlace tenéis las cotizaciones de las PUTs de diciembre sobre BMW. Ahí podemos ver que la PUT 70€ BMW de diciembre se cruzó el viernes a 2,86€. O sea, si no cae por debajo de esos 70€ (caída del 11% respecto al nivel actual), nuestra rentabilidad sería de un 4% en tres meses (16% TAE).

En la siguiente tabla podemos que este precio conlleva una volatilidad implícita del 45%: no es tanto como Volkswagen (65%), pero tampoco es nada bajo para un valor que suele tener una volatilidad que oscila entre 20-30%. El contagio de VOW3 a BMW es donde puede estar nuestra oportunidad, además de la corrección que ya acumulaba BMW.

c64bb90a346237055706e6fc3fe8b53df7887ecc

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ Ya no queda nada !

Para actualizaciones frecuentes y comentarios intradía, puedes seguirme también desde mi cuenta de Twitter y desde mi página de Facebook.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Estrategia de cobertura con opciones sobre el S&P 500

Ayer estuve repasando la situación de la bolsa, y en vista de la expectativa bajista de corto plazo (porque faltaría una pata bajista), y del riesgo siempre existente de que "todo se vaya complicando", planteé la necesidad de una estrategia de cobertura con opciones.

Realmente no estoy seguro de esa necesidad. Considero que las correcciones de mercado forman parte de la tendencia de fondo, y por eso un inversor debe asumirlas y aceptarlas. A cambio de eso, el premio es estar dentro de la tendencia de largo plazo, que es la que da dinero. Si no puedes aceptar esas correcciones, es decir, una caída desde máximos que puede llegar a superar el 20%, entonces es que una de dos:

1- dices que inviertes a largo plazo pero no es verdad, lo cual es el error más frecuente entre inversores: confundir horizontes temporales.

2- o simplemente no deberías invertir en bolsa porque no puedes soportar esa volatilidad.

Dicho esto, voy a plantear una cobertura sencilla con opciones, sobre todo con fines didácticos, aunque no exclusivamente: quiero que la estrategia me proteja de una manera efectiva y barata, igual que lo hizo mi anterior estrategia publicada en marzo de este año 2015, cuyos datos básicos voy a recordar ahora.

El día 16 de marzo planteé una estrategia con las siguientes características:

- coste cero: incluso ingresamos algo de dinero, pero muy poco (lo despreciamos).

- cubierto desde los 10.700 puntos: todo lo que caiga el DAX por debajo de ese nivel a vencimiento (dic-2015), es beneficio (el DAX cotizaba entonces sobre 11.900-12.000 puntos).

- acotado o limitado por encima de los 13.200 puntos. Es decir, si el DAX sube, ganamos, pero a partir de 13.200 puntos, ya no ganamos nada, y de hecho perdemos, pero lo compensamos con nuestra cartera. Dicho de otra manera, después de una subida del 10% durante los tres primeros meses del año (hablo de memoria, datos aprox), hice una estrategia para ganar otro 10% si seguía subiendo el DAX (pero no más), y estar cubierto para no acabar el año en negativo en caso de que se desplomara (después de haber ido ganando un 10%). Jugada redonda.

En el siguiente gráfico vemos estos niveles reflejados, y lo que ha ocurrido después:


453c068ac11e7c8ded47c07c45f1f9570abd563d

La estrategia está aportando ahora mismo un 7,5% de rentabilidad (que es la caída del DAX desde los 10.700 puntos). Eso es lo que estaríamos ganando, para compensar las pérdidas de las acciones que tengamos en cartera.
Y recuerden: ¡ a coste cero ! Es decir, si el mercado no hubiera caído, no habría cobertura que aplicar, pero tampoco coste alguno (salvo el beneficio que sacrificamos si el DAX hubiera subido más de un 10% adicional).

El timing: una parte clave de cualquier estrategia

Quiero destacar algo muy importante: la elección del TIMING, es decir, del momento óptimo para realizar estas coberturas. Voy a empezar por ahí, y para eso simplemente voy a recordar nuestro gráfico del SP500:

0598d6f79e3cf2894eb5d7d4390d65dc2a31f111

En el gráfico anterior vemos una caída desde los 2.100 hasta los 1.900 puntos, grosso modo. Como dije, cabía esperar al menos un rebote hacia los 1990 puntos, nivel donde los más nerviosos podían cerrar posiciones (total o parcialmente). Pues bien, alrededor de ese nivel es interesante también plantear una cobertura con opciones. Tras el velón negro del viernes (sesión de cuádruple hora bruja, que quizá sea la verdadera razón de la caída, y no la FED...), hoy lunes tenemos al SP500 rebotando cerca de los 1.980 puntos a las 17h, momento en que escribo estas líneas.

La ventaja es que el VIX está ya muy cerca del nivel del 20%, después del susto de finales de agosto. Es decir: planteamos estrategia después de un primer susto, en el rebote, cuando hay cierta calma que ha vuelto al mercado, y podemos operar con control. No es ni mucho menos un pull-back de medio-largo plazo como los que explico en mi curso de Análisis Técnico (para eso todavía quedarían muchos meses durante los cuales veríamos formarse una verdadera y gran figura de techo), pero el concepto es similar.

41f81989d0523b424a3b2c20e53f81bcb21329c8

Con la estrategia de opciones buscamos un objetivo combinado:

a- cubrirnos en caso de caída violenta del mercado.

b- poder seguir ganando dinero con nuestra cartera si la bolsa se vuelve a girar al alza (aunque habrá un límite, luego lo vemos),

c- no perder dinero si no ocurre ninguna de las dos anteriores, es decir, si el mercado ni sube ni baja.
Alguno dirá: ¿qué significa eso de ni sube ni baja? Buena pregunta. Hay que acotarlo, y eso lo hacemos con el siguiente gráfico en velas semanales (medio plazo).

0c8e9bc9de96e5efa2d4c081a99749cc4d44f94c

En el rectángulo de borde discontinuo he mostrado el rango lateral en el que se mueve el SP500 desde incluso principios de 2014. El rango aproximado es 1.800-2.100 puntos. Dentro de ese rango de precios, podemos considerar que "no está pasando nada en la bolsa americana".

Por cierto, a diferencia de la estrategia anterior, esta vez voy a utilizar el SP500 en vez del DAX como subyacente. Recuerden algomuy importante: técnico y estrategia (de opciones) están indisolublemente unidos. En marzo de este año 2015 plantée una estrategia sobre el DAX porque las bolsas europeas acumulaban un rally importante, y el DAX estaba tocando el techo de su canal alcista de medio plazo. Un concepto muy sencillo pero muy potente a la vez: solo hace falta saber trazar correctamente canales y líneas de tendencia, la base del análisis técnico...que la mayoría de técnicos no sabe hacer correctamente, y pierden el tiempo en sofisticaciones nocivas (lo nocivo resta, lo inútil es neutro).

Ahora planteo una estrategia con el SP500 porque su gráfico es el que plantea un riesgo correctivo. No estoy esperando una caída fuerte en las bolsas USA, pero para eso están las opciones: para cubrirnos.

La estrategia en detalle

Una vez fijado el escenario técnico de medio-largo plazo, es el momento de elegir vencimiento y strikes (precios de ejercicio de las opciones) para la estrategia elegida, que de nuevo aquí va a ser una compra de Put financiado con Venta de Call, ambas OTM (fuera de dinero).

En la web del CBOE se pueden ver las cotizaciones de las opciones. Hay que meter el código SPX (SP500), y después elegir el vencimiento deseado: diciembre 2015.

En estos momentos existe una fuerte asimetría entre Calls y Puts: aunque el VIX ha caído al 20%, las Puts (opciones de venta) siguen estando muy caras en comparación con las Calls, algo que suele ser habitual (en mayor o menor medida). Un ejemplo:

La CALL 2050 cotiza a 24 puntos, mientras que la PUT 1800 cotiza a 31 puntos. Con el SP500 en 1977 puntos, esto significa que:

- Por tener derecho a comprar SP500 a 2050 puntos (CALL 2050), un 3,6% por encima del nivel actual, pagamos 24 puntos.

- Por tener derecho a vender a 1800 puntos (PUT 1800), un 8,9% por debajo del nivel actual, pagamos 31 puntos.
¿Sorprendido por ese gran desequilibrio? Bienvenido a la realidad. Y eso que con este último rebote y la caída del VIX, las Puts han caído de precio. Pero aún así, suele existir un claro sesgo hacia las Puts, que son más caras.

Esto se debe en parte a algo que no existe en el DAX: los dividendos que se irán pagando de aquí al vencimiento. En EEUU hay mucha cultura de dividendos, y las compañías pagan dividendos a sus accionistas todos los trimestres, porque consideran que eso es una renta que muchos necesitan para vivir (hablo de los "rentistas"). Dado que el SP500, a diferencia del DAX alemán, no incluye los dividendos, cada vez que una empresa paga un dividendo y cae en bolsa en ese mismo importe, se produce un efecto arrastre a la baja en el SP500, que sólo recoge la caída en el precio de esa acción, y no el dividendo pagado.

En el siguiente gráfico podemos ver un índice creado expresamente para valorar este efecto: es el índice SP500 Dividend Points Index. (mas info aquí)

a72055165d7c351ea4c9da8a4b85434a13c486db

Cada trimestre el índice se resetea, es decir, se pone a cero. Y después empieza a subir, acumulando los dividendos pagados por compañías del SP500, expresados en puntos del SP500 (es decir, para cada dividendo pagado, se calcula el impacto que tiene en el SP500 en función de la ponderación que tiene esa empresa en el índice).

Este índice es muy útil para los operadores en derivados, porque nos permite saber (y estimar) cuál será el impacto de los dividendos futuros. Por ejemplo, en nuestro caso, podemos ver que en el cuatro trimestre tendremos una caída del SP500 de casi 11 puntos (un 0,5%) por el efecto mecánico de los dividendos. En total el SP500 ofrece una rentabilidad anual por dividendos del 2% y pico, que no se refleja en su gráfico.

Volvamos a nuestra estrategia.

La esencia es la siguiente: quiero comprar una Put 1800 para protegerme en caso de desplome por debajo de 1800 puntos, y eso me cuesta 31 puntos. Para no asumir ese coste del 1,56% (=31 puntos / 1977 puntos) por tres meses de cobertura, decido renunciar a los beneficios en caso de subida del SP500 superior al 3,69%, es decir, voy a ganar si el SP500 sube desde 1977 hasta 2050 puntos, pero no más allá. No está mal un 3,69% en tres meses (sale una TAE 14%), pero a cambio sólo estoy cubierto a partir de los 1.800 puntos, es decir, me como el primer 8,95% de la caída desde los niveles actuales (8,40% en realidad, si descontamos el efecto de los dividendos por venir), lo cual no me termina de convencer. Sobre todo porque aún con todo, por el hecho de "capar" mis beneficios al 3,69% tan sólo recibo 24 puntos, lo cual significa que la estrategia tiene un coste neto de 7 puntos, es decir, un 0,35% de rentabilidad de mi cartera a la que renuncio por estar cubierto. Ese es el coste neto, y si el SP500 no cae por debajo de los 1.800 puntos, pues me quedo con mi cartera, menos ese 0,35%.

La razón por la que no resulta tan atractiva como la estrategia del DAX que planteé en marzo es que las PUTs están caras en relación a las CALL. Si metemos estos datos de mercado en mi calculadora de opciones, obtenemos los siguientes pantallazos:

35dba7d9772673c20a5c199e21f5a5bc5f9a305e
e482c82ca42637baaea685d51fc9cc822c4f5dab

Lo que llamamos "precio" de las opciones, se conoce como "prima", pero en realidad el factor clave que determina el precio es la volatilidad implícita (es decir, la que está implícita en ese precio). En las tablas anteriores lo vemos: la PUT que queremos comprar cotiza con un 24% de IV (Implied Volatility en inglés), mientras que la CALL que vendemos cotiza a un 13%. Este es claramente el punto débil de la estrategia: pagamos cara la volatilidad implícita y la vendemos barata, cuando normalmente hay que procurar lo contrario.

Veredicto final.

Esta estrategia no tiene unos números tan buenos como la que planteé en marzo con el DAX, pero es un ejemplo de lo que pueden haber los inversores más intranquilos. Personalmente prefiero hacer estas coberturas en fases alcistas, cuando las Puts no son tan caras en relación a las Calls. Lo ideal es hacerlo cuando el VIX está en fase de calma total, no cuando ha pegado ya un primer petardazo, por mucho que se haya calmado y haya caído desde el pico del 50% hasta niveles más razonables del 20%. Recuerden que hace unas semanas estaba vegetando al 14%. Para conseguir un VIX en calma total, necesitamos un índice en máximos, sin un atisbo de techo ni giro, tal y como hice en marzo con el DAX, para lo cual me fui a los 9 meses de vencimiento (de marzo a diciembre) y no los 3 meses como esta estrategia con el SP500 (de sept a dic).

Nota 1: Empecé a escribir este artículo ayer lunes, pero lo termino hoy martes por la mañana. El SP500 cerró mas o menos igual, pero los índices europeos están cayendo ahora. No pasa nada: lo peor que puede pasar en estos casos es que toda la estrategia se decale 50 puntos para abajo: comprar PUT 1750 y vender Call 2000. Todo es cuestión de mirar precios y decidir la que más nos guste.

Nota 2: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

Para actualizaciones frecuentes y comentarios intradía, puedes seguirme también desde mi cuenta de Twitter y desde mi página de Facebook.

martes, 22 de septiembre de 2015

Repaso técnico semanal y otras reflexiones clave

La cuádruple hora bruja del viernes (es decir, sesión de vencimientos trimestral de futuros y opciones) explica el elevado volumen, y no debemos por tanto suponer que el velón negro con volumen fuerte es especialmente bajista. En cambio, lo que sí es relevante es el escape alcista previo, y la sombra superior larga en la vela del jueves (hablo del SP500, que es el primer índice que siempre debemos mirar).

En este post destaqué esa ruptura alcista, planteando un fallo alcista sobre el que no obstante tenía serías dudas. Después de la FED, y sobre todo después de ver la reacción de los mercados, ese fallo alcista toma cuerpo y en este post estuve razonando algunos objetivos bajistas, que siguen vigentes.

Vamos ahora a repasar los gráficos pero en velas semanales, con horizonte medio plazo.
Empezamos por el IBEX, no por importancia sino por cercanía.

En el siguiente gráfico vemos que no ha cambiado nada respecto a la semana pasada. Lo único es que hemos ganado una semana, gracias al rebote de EEUU, pero sigo teniendo las mismas sensaciones bajistas de las que hablé la semana pasada.

1e649867380f3bda7f33158bdbf73795759c25fb

¿Acaso hay alguna figura de suelo que destacar? Ninguna. Eso no quiere decir que no me pueda equivocar: sé con total seguridad que tarde o temprano eso ocurrirá. Pero es importante saber equivocarse haciendo lo correcto, que es mucho mejor que acertar por casualidad o haciendo cosas erróneas.

Se mantienen por lo tanto los mismos objetivos bajistas de los que hablé la semana pasada, precisando que en cualquier caso seguimos en modo "corrección", no en modo "tendencia bajista". Las diferencias son muy importantes: uno no debe ponerse corto en una corrección, ni siquiera debe obsesionarse con salirse y librarse de ella (porque las correcciones forman parte de una tendencia mayor, que es la que nos interesa). En cambio cuando ya existe una declarada tendencia bajista, aunque ya llevemos un 20 o 30% de caída, entonces sí podemos ponernos cortos, seleccionando los sectores más débiles y dentro de ellos, los valores más débiles (para maximizar nuestra probabilidad de éxito y minimizar nuestro ratio riesgo/recompensa). Ese debe ser el enfoque de un inversor de medio-largo plazo, preocupado en batir la rentabilidad de largo plazo de las bolsas, es decir, obtener al menos un 12-15% de rentabilidad media anual, que es una cifra muy buena si tenemos 20 años por delante.

SP500: barrida de stops y para abajo

En gráfico de medio plazo tenemos otra forma de ver el fallo alcista del que vengo hablando. Una incursión profunda hasta los 2020 puntos, muy por encima de los 1990 puntos (de los que hablé el pasado 25 de agosto como objetivo de rebote), formando una sombra superior larga en esta vela semanal, que abre y cierra prácticamente en el mismo nivel, sobre los 1960 puntos. O sea, semana de ida y vuelta.

En el siguiente gráfico señalo en un círculo rojo esa sombra superior larga, que supone un "testeo de resistencia", que confirma la vigencia de la fase correctiva.

bf2bd29f9dc74e44f85b37498b2f3a04428924a5

Los objetivos de corrección siguen siendo los mismos que los comentados la semana pasada en todos los índices. Recuerden también que en twitter publico de vez en cuando algunos gráficos con detalles interesantes y hechos técnicamente relevantes.

Tengo mucha curiosidad por ver cómo se va a comportar el sentimiento del que he hablado mucho esta semana. Será clave ver qué ocurre si los índices marcan nuevos mínimos por debajo del suelo del 24-25 de agosto.
Termino con una precisión importante.

No sabemos qué sorpresas nos va a deparar el futuro, ni el cercano ni el lejano. Pero sabemos que las habrá, y por eso es importante ser flexible mentalmente, adaptarse y estar preparado a "casi" todo.

La historia es una sucesión de circunstancias e intereses cruzados de muchos grupos. La explicación que los historiadores y periodistas nos ofrecen a posteriori es una racionalización, un intento de explicarlo, porque no soportamos la incertidumbre y el desconocimiento, pero la realidad es mucho más compleja. Vean el caso europeo: tras la segunda guerra mundial Europa tenía un grave problema demográfico. En Francia por ejemplo, hubo una inmigración masiva desde Argelia (antigua colonia) traída y fomentada por los propios empresarios que necesitaban mano de obra para sus fábricas. Unos 70 años después de la II GM, el envejecimiento europeo y la baja natalidad entran en una fase crítica, porque no es aceptable socialmente que se reduzca el nivel de bienestar (las pensiones por ejemplo).

Paralelamente, se han producido en las últimas décadas una explosión demográfica en oriente medio y norte áfrica. Lo que los políticos (que son sólo reflejo de la mediocridad social) puedan hacer para canalizar esa inmigración masiva que se empieza a sentir es pura anécdota. La presión migratoria seguramente obedece a otras variables que no sólo no controlamos, sino que ni siquiera conocemos. Por encima de todo está la supervivencia de la especie, y las ganas de vivir en paz de la mayoría de la población. Aprovecho para decir que Europa debería hacer un plan Marshall por África, incluso reduciendo su nivel de vida. Pero eso es pura utopía...

El futuro de Europa en los próximos 50 años es una incertidumbre, como lo es todo el futuro. No descarto nada: tanto una inmigración brutal que solucione problemas demográficos, como un encerramiento provocado por partidos extremistas que ganen las elecciones democráticas. El pueblo puede ser sabio y tirano a la vez. Por eso la democracia no es ni mucho menos el sistema perfecto que nos intentan vender constantemente.

A donde quiero ir a parar es que a pesar de mis análisis y escenarios, sé que todo se puede complicar, y por eso aplico esa frase llena de sabiduría que para muchos refleja ignorancia: "POR LO QUE PUEDA PASAR". Locura y genialidad, sabiduría e ignorancia... a veces sólo una tenue línea los separa.

Una de las razones por las que más me gusta el Análisis Técnico es que me permite saber en todo momento si el sesgo es alcista ó bajista. Y lo realmente fascinante, es que cuando sabes mirar bien los gráficos, te das cuenta de que TODAS las desgracias ocurren cuando previamente los gráficos han lanzado un aviso previo. Un ejemplo: ¿Es posible que los gráficos avisaran del ataque terrorista a las torres gemelas en NY el 11 de septiembre de 2011? Pues vean el siguiente gráfico:



6eaec7ce368e388c2f8b9c22a6437503ba6a63ef

Vale que en 2001 la economía y las bolsas estaban ya en tendencia bajista. Pero podía haber pillado en un rebote o al menos movimiento lateral...

Por eso mañana plantearé una estrategia con opciones, "por lo que pueda pasar". Las opciones son de lejos, MI HERRAMIENTA PREFERIDA. El potencial que ofrecen es brutal, tanto en términos de rentabilidad posible, como en términos de control del riesgo. Es la única herramienta que te permite ganar dinero sólo por el paso del tiempo, es decir, ganar dinero (y no poco) cuando"no pasa nada". Si tenemos en cuenta que la mayor parte del tiempo "no pasa nada" en los mercados, que son pura ilusión y excitación, nos damos cuenta del enorme potencial que tienen las opciones.

Combinar una comprensión sólida de las opciones con un análisis técnico serio y profesional nos otorga una gran ventaja, sea cual sea nuestro horizonte y estilo inversor.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Tras la FED, el fallo alcista toma forma. ¿Hasta dónde?

Justo después de superar el máximo local anterior, justo donde se encuentra la MME30, y no muy lejos del techo del canal bajista, es donde se ha formado una figura de velas cuyas implicaciones son bajistas a corto plazo. El posible fallo bajista del que hablé en este post, empieza a tomar cuerpo, después de superar el máximo local del 28 de agosto y después de superar la directriz bajista intermedia (dentro de un canal bajista más amplio). Vean el siguiente gráfico del SP500:

El precio no ha superado la MME30, y la sombra superior larga de la vela de ayer jueves (que esconde mucha volatilidad intradía), es lo que conforma esa vela similar a una "estrella fugaz" (terminología de la Teoría de velas o Candlesticks). ¿Hasta dónde?

Pues ahí está lo interesante: no tiene por qué traducirse en una vuelta a mínimos... aunque podría. Tenemos dos soportes de corto plazo a vigilar: la pequeña directriz alcista en 1965 puntos, ý el último gap alcista (tras vela negra) del pasado 15 de sept en los 1952 puntos. Si pierde esa zona (siempre a cierre de sesión), el siguiente soporte está en 1915 puntos, y si lo pierde, entonces sí nos vamos a mínimos, incluso por debajo, en lo que sería un nuevo tramo bajista fuerte dentro de una corrección mayor.

En mi opinión, teniendo en cuenta la gran desconfianza y miedo existente en el ambiente (ver post "Mucho miedo para poca caída"), es posible que el SP500 no vaya a buscar un segundo apoyo hacia la base del canal bajista, pero en realidad no necesito (ni quiero) hacer una predicción. Cada día tenemos nuevos indicios y señales, que debemos incorporar en nuestro escenario.

En los siguientes gráficos trazo canales y soportes equivalentes en los índices SP400 (mid caps) y SP600 (small caps).

En cuanto a Europa, esta es la situación técnica: (observen canalización bajista, rectángulo lateral y objetivos de caída):

A diferencia de EEUU, los movimientos previos y posteriores a la FED no han supuesto nada técnicamente relevante, puesto que el precio sigue dentro del estrecho rango lateral de precios, con soporte en los 330 puntos y resistencia en los 341 puntos (hablo del Eurostoxx 300). ¿Les parecen razonables los objetivos bajistas de 320 y 300 puntos? Pues en realidad todo es relativo: miren el siguiente gráfico, donde trazo otros canales bajistas (con menor pendiente):

Comparen los dos gráficos anteriores, porque ahí está toda la chicha. ¿Qué canalización les parece más fiable? Yo me quedo con la segunda (líneas verdes), porque es menos bajista, y considero que ni la Macro ni el Sentimiento apoyan ahora mismo un escenario fuerte bajista. Lo interesante de este segundo escenario es que permite plantear una segunda pata bajista que caiga ligeramente por debajo del mínimo de agosto, lo cual genería más miedo y confusión. Podría ser un punto ideal de entrada al alza... 

Si miramos el Eurostoxx 50, que recoge sólo los 50 mayores valores de la zona euro, tenemos una pista adicional que confirma la orientación bajista a corto plazo: el soporte sí ha caído con la vela negra de hoy viernes.

Vía libre por tanto hasta los 3070 puntos...y si se confirma el escenario antes descrito, hasta la zona de los 3000 puntos, base del canal bajista actual, donde se podría forma un doble suelo que sería técnicamente muy interesante.

Para terminar, siempre hay que tener un plan B. ¿Qué pasa si no caemos y la semana que viene la bolsa americana se gira y arrastra a Europa hacia arriba? En el siguiente gráfico tenemos el nivel clave:

El gap bajista en la apertura de hoy viernes nos da el nivel clave: si el Eurostoxx50 supera los 3.255 puntos, se anula el sesgo bajista, y no sólo nos volvemos alcistas, sino que lo hacemos además con fuerza y convicción, porque previamente se ha producido un "testeo de soportes".

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Valiente el SP500 rompiendo resistencia antes de la FED. ¿Fallo alcista?

Ayer miércoles al cierre ocurrió algo técnicamente relevante: el SP500 superó su último máximo local del 28 de agosto, lo cual interrumpe la supuesta secuencia de máximos y mínimos locales decrecientes. Al final ha ocurrido lo inevitable: el pico de pesimismo ha provocado un rebote en el SP500. En el siguiente gráfico podemos ver lo que comento: fijaros que está a punto de superar la MME30. Después veremos hasta dónde podría llegar el rebote.



Por si alguno está pensando que es un rebote liderado por unos pocos valores (grandes), os pongo el gráfico del SP400 (valores medios) y del SP600 (valores pequeños).

 




En ambos casos, la relevancia técnica es la misma, incluso mayor, puesto que ambos índices han superado su respectiva MME30 (Media móvil exponencial de 30 sesiones).
Europa, a pesar de todo, menos fuerte que EEUU
Este nivel que acaba de superar el SP500 es justo donde los índices europeos fallaron el pasado 9 de septiembre, aunque después de eso tampoco ha caído el soporte de corto plazo como vemos en el siguiente gráfico del Eurostoxx50. La ruptura alcista es todavía totalmente posible.

 

Y digo que Europa "a pesar de todo" está menos fuerte que EEUU en teoría todo es favorable para un mejor comportamiento de Europa, que está más retrasada en el ciclo alcista: el BCE sigue en fase expansiva (QE) mientras que la FED no, la macro europea tiene un timing más alcista que la americana, y la valoración de la bolsa es inferior a la americana. Todo eso hace que Europa es más atractiva que EEUU, aunque a muy corto plazo su gráfico está algo rezagado.

¿Podemos esperar un fallo alcista en el SP500? Es una posibilidad a vigilar de cerca, y si se produce, será una interesante oportunidad operativa. Pero tengo serias dudas sobre ese fallo alcista: como hemos estado viendo desde la semana pasada, el alto nivel de miedo en el mercado y en la economía nos está diciendo que el mercado no está listo para una caída fuerte de verdad.

Un segundo tramo al alza igual que el primero nos llevaría hacia los 2040 puntos. Pero el techo del pequeño canal alcista de corto plazo está mucho más arriba (por encima de los 2100 puntos). ¿Y si formamos una típica onda B de Elliott? La psicología de estas ondas es explosiva, de vuelta de euforia, subida vertical fuerte. Y eso dejaría margen para una segunda pata bajista más fuerte, dentro de un escenario correctivo más amplio. Sea como sea, el sesgo de corto plazo ya no es bajista. La reacción del mercado a la decisión de la FED esta noche promete ser apasionante.




Al final, ha ocurrido lo que tenía que ocurrir: el SP500 rebota mucho antes de lo que la mayoría de analistas e inversores esperaba. Una pena, porque personalmente me habría gustado un susto adicional para tomar posiciones con más agresividad... pero nunca salgo corriendo detrás del precio, las oportunidades siempre vuelven, disfrazadas de múltiples maneras.

Lo interesante de la situación actual es que el SP500 rompe justo el día antes de la esperadísima reunión de la FED. Pero vamos a ver, ¿no había miedo en el mercado? Es hasta gracioso ver cómo el mercado se mueve de forma técnicamente relevante ANTES de la noticia. Porque esta noche habrá noticia, ya sea que suben los tipos o que no los suben. La expectación que levanta esta reunión de la FED es casi tan fuerte como la final de la Champions.

¡ Emocionante ver cómo se divierte el ser humano ! Porque no nos engañemos, esto es pura diversión. Lo relevante para la rentabilidad de un inversor a largo plazo no es que la FED suba hoy tipos o no. En todo caso, lo será el ritmo de subida durante los próximos años, y ahí tendremos largos meses para adaptarnos a los nuevos datos que vayan saliendo.

Mientras tanto, el rebote en EEUU ha salvado a Europa de meterse en una comprometida situación técnica, tal y como comenté en mi post "El dilema: europa pide a gritos un rebote, pero EEUU no debería rebotar tan pronto".
El "no debería" se ha traducido en "no debo, pero lo hago", y el lado bueno es que Europa recibe una ayudita de EEUU, una vez más. Y tenemos una nueva demostración de fortaleza de la bolsa USA, que se resiste con fuerza y brío a abandonar su ciclo alcista, lo cual nos recuerda la importancia de no bajarse demasiado pronto de una tendencia alcista (ver mi post del pasado mes de abril: "Cómo nos ayuda el Análisis Técnico a no bajarnos demasiado pronto de una tendencia").

Me preguntaba un lector si pensaba que EEUU volvería a máximos. La respuesta es "ni lo sé, ni intento saberlo". Invertir y operar con este tipo de preguntas es un error que comete mucha gente, no solo principiantes. Es muy importante comprender que para ganar dinero no hay que jugar a tener una bola de cristal: no se trata de adivinar o predecir el futuro, sino de saber qué es lo correcto que tenemos que hacer en cada momento.
Tanto en bolsa como en la vida, es difícil vivir con esa incertidumbre, y sin embargo, tanto en la bolsa como en la vida, es cuestión de sabiduría: aceptar nuestra insignificancia y la incertidumbre de la vida, es muestra de superioridad.

En el mundo de la inversión, trabajo con un escenario de largo plazo, donde la tendencia de la bolsa simplemente se debe observar (y no "predecir"). Esto es fácil, pero lo complicamos mucho. Observen este gráfico, y no piensen mucho: ¿la tendencia es alcista, bajista ó inexistente?



En el medio-largo plazo, la Macro es también muy importante. Aquí el maestro Hugo nos mantiene al tanto, así que poco tengo que añadir al respecto. ¿Está la economía en expansión? De nuevo, no se trata de hacer una predicción con bola de cristal, simplemente observe los principales indicadores adelantados: la economía crece, puede tener baches, porque no es lineal, pero está en modo expansión.

A medio plazo, y también corto plazo, los gráficos de los índices de bolsa nos lanzan señales adelantadas, pero también hay más ruido. Correcciones intermedias que sacan a muchos del mercado.

Técnicamente es fundamental conocer cómo se han formado los mayores techos de largo plazo en las bolsas, porque nuestro objetivo clave como inversores de medio-largo plazo es evitarnos la parte central de las grandes caídas de bolsa asociadas de recesiones en la economía. Solamente evitando la mitad de estas grandes crisis, podemos batir ampliamente al mercado. Es una de las cosas que explico en detalle en mis cursos. Dicho de otra manera, solo hay que vender cuando tenemos una figura de techo formada, cuando ya se ha producido una primera pata bajista importante, y cuando la macro ha empezado a formar señales de debilidad. Insisto: el que intenta vender siempre el primero, anticipando techos de mercado y cambios de tendencia, se pasará la vida frustrado viendo cómo se pierde grandes tramos alcistas del mercado.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

Mucho miedo para poca caída (3): encuesta de BofA a inversores profesionales

No pensaba escribir más sobre el tema, pero ayer me encontré con este artículo sobre una encuesta de Bank Of America que nos ofrece más datos y gráficos sorprendentes. El titular es gracioso: "Inquietante riesgo de recesión, salvo que el evidente pesimismo provoque un rally en los mercados". O sea: peligro, pero igual rebotamos.
Lo interesante son los datos y gráficos que aportan.

Los gestores han reducido su exposición a renta variable (¿y Mat. Primas?...) a niveles similares al año 2008. Y han aumentado el efectivo al 5,5%, niveles similares al máximo de 2008.

¡ Ni más ni menos que 2008 ! Recuerden los gráficos que hemos visto en esta serie sobre "Mucho miedo para poca caída": el miedo está en niveles de 2008 según diversos indicadores.

En el siguiente gráfico se muestra el % neto de inversores que declaran estar asumiendo un riesgo mayor de lo normal en los mercados. Es decir, estamos midiendo la exposición al riesgo. La caída significa miedo, y huída hacia la calidad (bonos...).

a88f8e0034a7c88c57e448cb2fcc931bf7335adb

En el siguiente gráfico vemos cómo ha evolucionado la asignación de activos de los gestores, de agosto a septiembre:

264837719fc554c722e64e8e863e5905060f19ca

El cash (liquidez) da un gran salto, y la salida de renta variable es brutal, junto con las acciones de Japón y Reino Unido. Recuerden: las ventas provocan caídas, pero cuando se han producido, las caídas sólo se pueden producir si hay todavía menos compradores. No es algo matemático, pero sí muy lógico.
El siguiente gráfico es muy interesante. Nos muestra la posición actual de los gestores respecto a la media de la encuesta. Bajo una óptica contrarian, las posiciones "cortas" que tienen en sector energético, países emergentes, materias primas, sector materiales y bolsa UK, serían una señal de compra. De forma paralela, habría que vender sector de consumo discrecional, banca y eurozona... lo cual es muy matizable.

20e83a736f25361ea3ef085bf93b18112c49d938

En el siguiente gráfico vemos lo comentado antes: los niveles de cash (efectivo) están al 5,5%, que es nivel de los suelos de 2003, 2008, y también 2011 y 2012. Realmente sorprendente...

3b3418a052326e28d7fc8e4dda7aa41d947c3923

Otra forma de verlo (más suave) es el % de gestores de activos que declaran estar sobreponderando el efectivo:



a27c3b641e5dd4b08fc881d2ea0b744e71158023

No es que sea algo extraordinario, pero combinado con lo que hemos visto estos días en los dos artículos anteriores de la serie, resulta llamativo.

Para terminar, la perspectiva económica global se ha deteriorado fuertemente. El siguiente gráfico muestra la diferencia neta (en %) de los que esperan una economía más fuerte en los próximos 12 meses:


e8ce3e8f3c328ce25b6ff65b1c93f27b15a6c5cd
Nota: estos gráficos se extraen de la encuesta de BoA "Fund Managers Survey".

En resumen, entre los gestores profesionales (de hedge funds) también hay un pesimismo llamativo si lo comparamos con la caída de la bolsa americana. Quizá hay menos pesimismo que entre el mundo de los particulares (encuestas AAII e Investors que vimos estos días), pero el contraste entre el Sentimiento y la Economía real (con los datos que tenemos hasta ahora), sigue siendo importante. Si la mayoría de la gente tiene miedo, y muchos de ellos han vendido y reducido exposición a renta variable, ¿quién compra? ¿Y quién va a seguir alimentando la caída después? Son preguntas clave a la hora de acompañar una fase correctiva, ó de intentar librarse de ella.

Al final, siempre termino hablando de técnico, porque para mí es el punto de partida y el punto de llegada de cualquier razonamiento o escenario. La cuestión de "cuándo vender" está de máxima actualidad. Algunos pensarán que han perdido la oportunidad de vender arriba, pero mi opinión es que eso es un error. Hablando de medio-largo plazo, el que siempre intenta "acertar" con el máximo y el momento de giro del mercado, se terminará perdiendo las mejores subidas de mercado (que se son las que se producen en vertical, después de un susto en la dirección contraria).

Mi opinión es que el punto óptimo de vender y dar por terminado un ciclo alcista de medio-largo plazo es cuando ya se ha producido un primer susto importante, y el mercado rebota, formando un típico pull-back (o similar). En ese momento, el sentimiento se recupera, y ahí es cuando la Macro empieza a flojear. Todos los grandes techos del s.XX han ofrecido esta oportunidad de venta, y tiene mucho sentido que siga siendo así: no se frena e invierte la dirección de un trailer de 1000 toneladas que circula a 100km/h, en un par de semanas, ni de meses. Así es la macro, y así son los grandes flujos de dinero que se mueven por el mundo.

Si todo esto que estamos viendo es un gran techo de largo plazo en formación, tendremos tiempo en los próximos meses de ver que va tomando forma. Ahí será el momento de vender, y no pasa nada porque sea a un 20% de máximos: si entramos en recesión en 2016, lo importante será librarse del "corazón" de esa recesión, de la fase más mortífera de las tendencias bajistas (cuando por cierto, también se puede operar a la baja para no sólo no perder, sino ganar también algo y sumar puntos de rentabilidad a la cartera). Mientras tanto, será el momento clave de la Macro: hay que observar un deterioro en los indicadores adelantados principales que corroboren el deterioro técnico de los mercados.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Mis dos ponencias en el Barcelona Trading Point el 25 y 26 de septiembre

El año pasado dí dos ponencias en ese gran encuentro que organizan mis amigos del Barcelona Trading Point: una fue sobre Análisis Fundamental y la otra sobre Opciones. Este año repito, y también con dos ponencias. esta vez ambas sobre Análisis Técnico.

Te invito a que leas el post que publicó Hugo Ferrer sobre el Barcelona Trading Point y la ponencia que va a dar este año (que promete ser muy interesante): ¿Para cuándo la próxima recesión?.

Mis dos ponencias serán:

1- el viernes 25 de septiembre a las 12h30: "El momento clave de vender. Descubre cómo se agota y se gira una tendencia alcista". En este enlace tienes más detalles.

2- el sábado 26, a las 10h en el Auditorio: "Operativa con fallos de mercado: entra después de la batalla y recoge los frutos con facilidad". Donde explicaré entre otras cosas, mi figura preferida, el "Fallo & Giro". Aquí tenéis el enlace para más detalles.

Ambos temas son de máxima actualidad, y en ambos casos son conceptos que ayudan mucho a tomar decisiones correctas, en el momento adecuado, que es la clave de la inversión en bolsa. El precio nos lanza señales, y a diferencia de otros métodos, también nos ayuda a concretar el timing, es decir, el momento correcto de pasar a la acción. Son dos temas que explico en detalle en mis cursos:
  1. Primero, hacer un análisis exhaustivo de los principales techos desde 1920, lo que nos aporta una experiencia valiosa (si sabemos analizar correctamente esas estructuras de techo, lo que incluso a posteriori no es fácil), 
  2. Segundo, comprender cuál es el principio básico del movimiento del precio (los dientes de sierra) para acto seguido comprender porqué en la práctica este principio se viola constantemente, y cómo eso puede resultar beneficioso.
Ambas ideas, que expondré en mis dos ponencias en el Barcelona Trading Point, están totalmente conectadas. Saber cuándo vender implica conocer la operativa con fallos de mercado. Conocer en detalle cómo se han formado los principales techos de mercado durante los últimos 100 años, nos ayuda a comprender la psicología que hay detrás de la evolución del precio, y en ese momento los fallos de mercado adquieren todo su significado, porque nos pueden proporcionar el punto exacto en el que pasar a la acción.

Como sabéis, no soy "sólo" Analista Técnico: me parece de importancia crucial comprender cómo se mueve el precio, qué señales nos lanza, y saber determinar si estamos en sesgo alcista ó no, y cuándo debemos estar en alerta. Le doy mucha importancia al precio, pero no tanta como para basarme única y exclusivamente en él. La Macro, los Fundamentales y el Sentimiento me aportan mucho, y por eso me considero un trader GLOBAL. De ahí el nombre de mi web, Global-Trader.net. Me parecía importante precisar esto aquí.

En los momentos de duda, y en las fases correctivas (como la actual), el hecho de tener una visión global (Macro, Técnico, Fundamentales y Sentimiento) nos puede ayudar a filtrar señales falsas y evitar errores. Es una ayuda fácil que no debemos despreciar sólo porque hayamos decidido que somos sólo Analistas Técnicos, ¿no os parece?

Dicho ésto, si el Análisis Técnico forma parte muy importante de nuestra batería de indicadores, ¿acaso no es de importancia vital saber interpretar correctamente las señales que nos lanza el precio? En el mundo del análisis técnico, más que en cualquier otro, abundan las trampas y los razonamientos falaces. Y ahí es donde considero que aporto más valor añadido: simplificando y planteando un análisis técnico de calidad, que se deshace del 90% de la morralla técnica, y se centra en lo esencial. La formación de los techos de mercado y la operativa con fallos de mercado son dos de esas ideas clave, y por eso las he elegido como tema de mis ponencias.

Como muestra, vamos a ver un ejemplo de cada una de las dos.

1. El crack de octubre de 1929 y depresión posterior: ¿Cuándo fue el momento correcto de vender?

En el siguiente gráfico señalo esa "ventana" donde fue el momento óptimo de vender (pull-back). La mayoría de la gente piensa que el daño vino por el crack de octubre de 1929, pero es totalmente mentira. La realidad es que el 80% de la caída vino DESPUÉS, y hubo tiempo de sobra para un inversor de medio-largo plazo, de vender sin prisas y a un precio razonable.


6554843f0af682f420cb9b9eedc0d5a29cfe9570

En la charla del próximo viernes 25 de septiembre en el Barcelona Trading Point veremos éste y otros techos en detalle, y lo aplicaremos al caso actual.

2. Fallos de mercado: ¿Cómo empezó la caída del petróleo?

La gran caída del precio del petróleo empezó con una ruptura en la dirección contraria, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico. La idea detrás de este concepto es muy simple: dar un paso atrás para saltar mejor. Muchas tendencias (tanto bajistas como alcistas) empiezan con un fallo de mercado.

Como operadores técnicos, tan sólo vigilando "fallos de mercado" en múltiples activos y mercados, podemos operar con suficiente frecuencia, y con más seguridad, porque entramos después de que se haya "testeado" un nivel de soporte o resistencia. La barrida de stops la hacen los demás, y después de la batalla, entramos nosotros...

811b2223aefe2c88afc11ff10672d52cdbc9e128

En mis ponencias repasaré otros techos de mercado más recientes para definir las condiciones óptimas que debemos buscar para vender, y pondré varios ejemplos de fallos de mercado (y en particular de la figura de Fallo & Giro), para interiorizar bien el concepto, tal y como hago también en mis cursos de Análisis Técnico.

Os dejo el link de la página principal del Barcelona Trading Point, y si os pasáis por ahí, espero que vengáis a saludarme. Los que trabajamos detrás de un ordenador, agradecemos mucho el contacto humano cuando se presenta la oportunidad ;)

Saludos !

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.