HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

jueves, 17 de septiembre de 2015

Valiente el SP500 rompiendo resistencia antes de la FED. ¿Fallo alcista?

Ayer miércoles al cierre ocurrió algo técnicamente relevante: el SP500 superó su último máximo local del 28 de agosto, lo cual interrumpe la supuesta secuencia de máximos y mínimos locales decrecientes. Al final ha ocurrido lo inevitable: el pico de pesimismo ha provocado un rebote en el SP500. En el siguiente gráfico podemos ver lo que comento: fijaros que está a punto de superar la MME30. Después veremos hasta dónde podría llegar el rebote.



Por si alguno está pensando que es un rebote liderado por unos pocos valores (grandes), os pongo el gráfico del SP400 (valores medios) y del SP600 (valores pequeños).

 




En ambos casos, la relevancia técnica es la misma, incluso mayor, puesto que ambos índices han superado su respectiva MME30 (Media móvil exponencial de 30 sesiones).
Europa, a pesar de todo, menos fuerte que EEUU
Este nivel que acaba de superar el SP500 es justo donde los índices europeos fallaron el pasado 9 de septiembre, aunque después de eso tampoco ha caído el soporte de corto plazo como vemos en el siguiente gráfico del Eurostoxx50. La ruptura alcista es todavía totalmente posible.

 

Y digo que Europa "a pesar de todo" está menos fuerte que EEUU en teoría todo es favorable para un mejor comportamiento de Europa, que está más retrasada en el ciclo alcista: el BCE sigue en fase expansiva (QE) mientras que la FED no, la macro europea tiene un timing más alcista que la americana, y la valoración de la bolsa es inferior a la americana. Todo eso hace que Europa es más atractiva que EEUU, aunque a muy corto plazo su gráfico está algo rezagado.

¿Podemos esperar un fallo alcista en el SP500? Es una posibilidad a vigilar de cerca, y si se produce, será una interesante oportunidad operativa. Pero tengo serias dudas sobre ese fallo alcista: como hemos estado viendo desde la semana pasada, el alto nivel de miedo en el mercado y en la economía nos está diciendo que el mercado no está listo para una caída fuerte de verdad.

Un segundo tramo al alza igual que el primero nos llevaría hacia los 2040 puntos. Pero el techo del pequeño canal alcista de corto plazo está mucho más arriba (por encima de los 2100 puntos). ¿Y si formamos una típica onda B de Elliott? La psicología de estas ondas es explosiva, de vuelta de euforia, subida vertical fuerte. Y eso dejaría margen para una segunda pata bajista más fuerte, dentro de un escenario correctivo más amplio. Sea como sea, el sesgo de corto plazo ya no es bajista. La reacción del mercado a la decisión de la FED esta noche promete ser apasionante.




Al final, ha ocurrido lo que tenía que ocurrir: el SP500 rebota mucho antes de lo que la mayoría de analistas e inversores esperaba. Una pena, porque personalmente me habría gustado un susto adicional para tomar posiciones con más agresividad... pero nunca salgo corriendo detrás del precio, las oportunidades siempre vuelven, disfrazadas de múltiples maneras.

Lo interesante de la situación actual es que el SP500 rompe justo el día antes de la esperadísima reunión de la FED. Pero vamos a ver, ¿no había miedo en el mercado? Es hasta gracioso ver cómo el mercado se mueve de forma técnicamente relevante ANTES de la noticia. Porque esta noche habrá noticia, ya sea que suben los tipos o que no los suben. La expectación que levanta esta reunión de la FED es casi tan fuerte como la final de la Champions.

¡ Emocionante ver cómo se divierte el ser humano ! Porque no nos engañemos, esto es pura diversión. Lo relevante para la rentabilidad de un inversor a largo plazo no es que la FED suba hoy tipos o no. En todo caso, lo será el ritmo de subida durante los próximos años, y ahí tendremos largos meses para adaptarnos a los nuevos datos que vayan saliendo.

Mientras tanto, el rebote en EEUU ha salvado a Europa de meterse en una comprometida situación técnica, tal y como comenté en mi post "El dilema: europa pide a gritos un rebote, pero EEUU no debería rebotar tan pronto".
El "no debería" se ha traducido en "no debo, pero lo hago", y el lado bueno es que Europa recibe una ayudita de EEUU, una vez más. Y tenemos una nueva demostración de fortaleza de la bolsa USA, que se resiste con fuerza y brío a abandonar su ciclo alcista, lo cual nos recuerda la importancia de no bajarse demasiado pronto de una tendencia alcista (ver mi post del pasado mes de abril: "Cómo nos ayuda el Análisis Técnico a no bajarnos demasiado pronto de una tendencia").

Me preguntaba un lector si pensaba que EEUU volvería a máximos. La respuesta es "ni lo sé, ni intento saberlo". Invertir y operar con este tipo de preguntas es un error que comete mucha gente, no solo principiantes. Es muy importante comprender que para ganar dinero no hay que jugar a tener una bola de cristal: no se trata de adivinar o predecir el futuro, sino de saber qué es lo correcto que tenemos que hacer en cada momento.
Tanto en bolsa como en la vida, es difícil vivir con esa incertidumbre, y sin embargo, tanto en la bolsa como en la vida, es cuestión de sabiduría: aceptar nuestra insignificancia y la incertidumbre de la vida, es muestra de superioridad.

En el mundo de la inversión, trabajo con un escenario de largo plazo, donde la tendencia de la bolsa simplemente se debe observar (y no "predecir"). Esto es fácil, pero lo complicamos mucho. Observen este gráfico, y no piensen mucho: ¿la tendencia es alcista, bajista ó inexistente?



En el medio-largo plazo, la Macro es también muy importante. Aquí el maestro Hugo nos mantiene al tanto, así que poco tengo que añadir al respecto. ¿Está la economía en expansión? De nuevo, no se trata de hacer una predicción con bola de cristal, simplemente observe los principales indicadores adelantados: la economía crece, puede tener baches, porque no es lineal, pero está en modo expansión.

A medio plazo, y también corto plazo, los gráficos de los índices de bolsa nos lanzan señales adelantadas, pero también hay más ruido. Correcciones intermedias que sacan a muchos del mercado.

Técnicamente es fundamental conocer cómo se han formado los mayores techos de largo plazo en las bolsas, porque nuestro objetivo clave como inversores de medio-largo plazo es evitarnos la parte central de las grandes caídas de bolsa asociadas de recesiones en la economía. Solamente evitando la mitad de estas grandes crisis, podemos batir ampliamente al mercado. Es una de las cosas que explico en detalle en mis cursos. Dicho de otra manera, solo hay que vender cuando tenemos una figura de techo formada, cuando ya se ha producido una primera pata bajista importante, y cuando la macro ha empezado a formar señales de debilidad. Insisto: el que intenta vender siempre el primero, anticipando techos de mercado y cambios de tendencia, se pasará la vida frustrado viendo cómo se pierde grandes tramos alcistas del mercado.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.

Mucho miedo para poca caída (3): encuesta de BofA a inversores profesionales

No pensaba escribir más sobre el tema, pero ayer me encontré con este artículo sobre una encuesta de Bank Of America que nos ofrece más datos y gráficos sorprendentes. El titular es gracioso: "Inquietante riesgo de recesión, salvo que el evidente pesimismo provoque un rally en los mercados". O sea: peligro, pero igual rebotamos.
Lo interesante son los datos y gráficos que aportan.

Los gestores han reducido su exposición a renta variable (¿y Mat. Primas?...) a niveles similares al año 2008. Y han aumentado el efectivo al 5,5%, niveles similares al máximo de 2008.

¡ Ni más ni menos que 2008 ! Recuerden los gráficos que hemos visto en esta serie sobre "Mucho miedo para poca caída": el miedo está en niveles de 2008 según diversos indicadores.

En el siguiente gráfico se muestra el % neto de inversores que declaran estar asumiendo un riesgo mayor de lo normal en los mercados. Es decir, estamos midiendo la exposición al riesgo. La caída significa miedo, y huída hacia la calidad (bonos...).

a88f8e0034a7c88c57e448cb2fcc931bf7335adb

En el siguiente gráfico vemos cómo ha evolucionado la asignación de activos de los gestores, de agosto a septiembre:

264837719fc554c722e64e8e863e5905060f19ca

El cash (liquidez) da un gran salto, y la salida de renta variable es brutal, junto con las acciones de Japón y Reino Unido. Recuerden: las ventas provocan caídas, pero cuando se han producido, las caídas sólo se pueden producir si hay todavía menos compradores. No es algo matemático, pero sí muy lógico.
El siguiente gráfico es muy interesante. Nos muestra la posición actual de los gestores respecto a la media de la encuesta. Bajo una óptica contrarian, las posiciones "cortas" que tienen en sector energético, países emergentes, materias primas, sector materiales y bolsa UK, serían una señal de compra. De forma paralela, habría que vender sector de consumo discrecional, banca y eurozona... lo cual es muy matizable.

20e83a736f25361ea3ef085bf93b18112c49d938

En el siguiente gráfico vemos lo comentado antes: los niveles de cash (efectivo) están al 5,5%, que es nivel de los suelos de 2003, 2008, y también 2011 y 2012. Realmente sorprendente...

3b3418a052326e28d7fc8e4dda7aa41d947c3923

Otra forma de verlo (más suave) es el % de gestores de activos que declaran estar sobreponderando el efectivo:



a27c3b641e5dd4b08fc881d2ea0b744e71158023

No es que sea algo extraordinario, pero combinado con lo que hemos visto estos días en los dos artículos anteriores de la serie, resulta llamativo.

Para terminar, la perspectiva económica global se ha deteriorado fuertemente. El siguiente gráfico muestra la diferencia neta (en %) de los que esperan una economía más fuerte en los próximos 12 meses:


e8ce3e8f3c328ce25b6ff65b1c93f27b15a6c5cd
Nota: estos gráficos se extraen de la encuesta de BoA "Fund Managers Survey".

En resumen, entre los gestores profesionales (de hedge funds) también hay un pesimismo llamativo si lo comparamos con la caída de la bolsa americana. Quizá hay menos pesimismo que entre el mundo de los particulares (encuestas AAII e Investors que vimos estos días), pero el contraste entre el Sentimiento y la Economía real (con los datos que tenemos hasta ahora), sigue siendo importante. Si la mayoría de la gente tiene miedo, y muchos de ellos han vendido y reducido exposición a renta variable, ¿quién compra? ¿Y quién va a seguir alimentando la caída después? Son preguntas clave a la hora de acompañar una fase correctiva, ó de intentar librarse de ella.

Al final, siempre termino hablando de técnico, porque para mí es el punto de partida y el punto de llegada de cualquier razonamiento o escenario. La cuestión de "cuándo vender" está de máxima actualidad. Algunos pensarán que han perdido la oportunidad de vender arriba, pero mi opinión es que eso es un error. Hablando de medio-largo plazo, el que siempre intenta "acertar" con el máximo y el momento de giro del mercado, se terminará perdiendo las mejores subidas de mercado (que se son las que se producen en vertical, después de un susto en la dirección contraria).

Mi opinión es que el punto óptimo de vender y dar por terminado un ciclo alcista de medio-largo plazo es cuando ya se ha producido un primer susto importante, y el mercado rebota, formando un típico pull-back (o similar). En ese momento, el sentimiento se recupera, y ahí es cuando la Macro empieza a flojear. Todos los grandes techos del s.XX han ofrecido esta oportunidad de venta, y tiene mucho sentido que siga siendo así: no se frena e invierte la dirección de un trailer de 1000 toneladas que circula a 100km/h, en un par de semanas, ni de meses. Así es la macro, y así son los grandes flujos de dinero que se mueven por el mundo.

Si todo esto que estamos viendo es un gran techo de largo plazo en formación, tendremos tiempo en los próximos meses de ver que va tomando forma. Ahí será el momento de vender, y no pasa nada porque sea a un 20% de máximos: si entramos en recesión en 2016, lo importante será librarse del "corazón" de esa recesión, de la fase más mortífera de las tendencias bajistas (cuando por cierto, también se puede operar a la baja para no sólo no perder, sino ganar también algo y sumar puntos de rentabilidad a la cartera). Mientras tanto, será el momento clave de la Macro: hay que observar un deterioro en los indicadores adelantados principales que corroboren el deterioro técnico de los mercados.

Nota: El próximo 13 de octubre empieza una nueva edición de mi curso de Análisis Técnico bursátil online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya.