HOME BLOG MERCADOS ECONOMIA FILOSOFIA

sábado, 10 de octubre de 2015

EUROSTOXX50: Vale, aceptamos barco. Posible doble techo CP, y lateralidad

El gap bajista que se produce después del 9 de septiembre es el que nos marca la resistencia con la que se ha frenado tanto en los máximos intradía del miércoles, como en los del viernes. Es la técnica de los Gaps (huecos) como soporte y resistencia, tan útil por su sencillez y efectividad.

¿Y ahora? Pues tras el doble suelo, podríamos tener un doble techo de corto plazo, lo cual significaría lateralidad prolongada, y sería contrario a mi escenario principal alcista de medio plazo y alcista de corto plazo, con los cierres de cortos y giro súbito del sentimiento como principales argumentos técnicos.

Realmente no me importa mucho que haya o no haya pull-back. Mi escenario y posiciones no van a cambiar por ello.

Como siempre digo, esto es gestión dinámica, no tirar una moneda a cara o cruz y esperar. Así que este es el escenario a día de hoy, y si el mercado me da la razón o me la quita, me iré adaptando progresivamente a lo que vea.

PSI20 portugués: y de repente... ¡ZAS! Problemón para los bajistas.

Fijaros en esa sesión clave del 29 de septiembre (círculo rojo). Ahí por debajo de los 5000 puntos, con un gap bajista en la apertura y un cierre en mínimos de sesión, todo ello por debajo del mínimo local del 24 de agosto (a cierre de sesión), y por debajo de las semanas anteriores durante septiembre.

De repente... ¡ZAS! Rebote VERTICAL. De los que hacen mucho daño a los bajistas. Y vale que el PSI20 es un índice menor, todavía menor que el IBEX a escala mundial. Pero nos sirve como indicador del miedo: si los chicharros (valores pequeños sin fundamento y sin volumen de negociación) suben, y los países de segunda y tercera fila también, tenemos una buena señal general alcista de mercado.

SP600: no quiero ni pensar lo que puede pasar si los small caps no echan el freno ahora

El SP600, índice de valores pequeños (bajo la óptica americana...), se ha salido incluso del canal bajista reciente, superando la directriz bajista.

Eso no impedirá un recorte, ni ningún otro escenario, pero es un detalle llamativo, después de haber estado en caída libre a finales de septiembre y principios de octubre. Como dije el fin de semana pasado, la vela blanca grande del pasado viernes 2 de octubre fue clave: tras estar por debajo de los 640 puntos en intradía, cerró arriba, por encima de los 650 puntos. A partir de ahí, arriba como un tiro.